El grupo Ciencia y Técnica Argentina (CyTA) repudia la medida del Presidente Macri de eliminar el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MINCyT).

2 de septiembre de 2018

 

El grupo Ciencia y Técnica Argentina (CyTA) repudia la medida del Presidente Macri de eliminar el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MINCyT). Creado en 2007 por una decisión histórica de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner que coronaba la política de promoción de la ciencia y la tecnología por parte del Estado Nacional para contribuir a un desarrollo económico independiente en un país soberano, el MINCyT fue actor principal en la expansión del sistema científico tecnológico experimentado hasta 2015 a través de numerosas medidas que incluyeron repatriación de científicos, construcción de 90.000 metros cuadrados de laboratorios, aumento progresivo de ingresantes a la carrera de investigador científico del CONICET (CIC), así como de becas, puestos de técnicos y administrativos.

Hoy la situación es diametralmente opuesta. Se redujo en un 50% el número de ingresantes a la CIC, los salarios y becas se encuentran en los niveles más bajos de la región, no se giran fondos para el funcionamiento de institutos y centros de investigación, se eliminó el plan nacional de infraestructura, ni la ANPCYT ni el CONICET cuentan con presupuesto para afrontar los pagos de subsidios de investigación y compras de equipamiento ya acordados, y se han suspendido las contrapartes de convenios internacionales. La reciente megadevaluación se ha llevado consigo el poder adquisitivo de los ya magros subsidios de investigación, sobre todo en las áreas experimentales en que la inmensa mayoría de insumos y equipamiento son importados y cotizan en dólares.

En declaraciones anteriores hemos advertido que la destrucción del sistema de CyT es coherente con la política económica del gobierno de Cambiemos. La indiscriminada apertura de la economía, la brutal transferencia de recursos a las empresas prestadoras de servicios que involucran tarifazos que destruyen a la pequeña y mediana empresa, la liberalización del mercado y fuga de capitales, el desmedido endeudamiento, el sometimiento a los planes de ajuste del FMI y el castigo a la educación pública en todos sus niveles son las claves para entender que para este gobierno el Estado y las universidades públicas son un estorbo y la ciencia y tecnología pueden ser prescindibles.

No podemos dejar de mencionar que el Ministro José Lino Barañao y el Presidente del CONICET Alejandro Ceccatto tuvieron absoluta responsabilidad en este plan destructor, que no abarca solamente al MINCyT y sus dependencias, sino que incluye el achicamiento de institutos tecnológicos como INTI e INTA, el estrangulamiento de empresas de tecnología como ARSAT, FAdeA e INVAP y la cancelación de proyectos de desarrollo tecnológico autónomo como Arsat-3 y una nueva central nuclear con tecnología CANDU, propiedad de NASA, que permite que empresas nacionales, sobre todo Pymes, sean proveedoras de partes. Lejos de defender a la ciencia y tecnología y a su capital más preciado, investigadores, becarios, técnicos y administrativos, Barañao y Ceccatto avalaron el ajuste, al mismo tiempo que emitían declaraciones que con cinismo descalificaban a los científicos y científicas de nuestro país.

También condenaremos, si ocurriera, la eliminación del Ministerio de Salud, hecho que podría ser leído como un absurdo chiste sino fuera parte de la triste realidad de este gobierno. Quizás se piense que los graves problemas de salud de nuestro país desaparecerían si se pulverizara el ministerio que se ocupaba de ellos. El Ministerio de Salud fue creado en 1949, en el gobierno de Perón, y ningún gobierno democrático posterior se atrevió a eliminarlo. Sólo la obsecuencia con el FMI y la certeza que tienen quienes nos gobiernan de que su propia salud está garantizada por la medicina privada y no por políticas públicas que lleguen a los más necesitados, podría llevar a un gobierno tomar una medida desquiciada como ésta.

Estas decisiones forman parte de un plan de achicamiento del Estado, con despidos masivos, que sólo cerrará con represión.

En un marco de creciente de resistencia social a las políticas del gobierno, como lo demuestran las masivas movilizaciones recientes en defensa del presupuesto propio a las Universidades y al sector Científico/Tecnológico, llamamos a la comunidad científica y tecnológica a manifestarse por todos los medios posibles sobre la actual situación del sector.

En definitiva, llamamos a unirnos a otras fuerzas populares para impedir que continúen avanzando las políticas implementados por el gobierno, de la mano del FMI, que conducen no solo a la destrucción de la educación pública y la investigación científico/tecnológica, sino a una masiva transferencia de recursos en perjuicio del pueblo, a favor de uno pocos.

 

Grupo Ciencia y Técnica Argentina (CyTA): Investigación y Desarrollo para la Inclusión

Miembros: Adrián Paenza; Alberto Kornblihtt; Ana Franchi; Andrea Gamarnik; Andrés Kreiner; Carolina Mera; Daniel Filmus; Diego Hurtado; Diego Tatian; Dora Barrancos; Eduardo Dvorkin; Emmanuel Alvarez Agis; Federico Robledo; Felix Requejo; Fernanda Beigel; Graciela Morgade; Hugo Aimar; Jorge Geffner; José Paruelo; Juan Pablo Paz; Luis Alberto Quevedo; Marcelo Ruiz; Marisa Herrera; Mirta Susana Iriondo; Noé Jitrik; Osvaldo Uchitel; Pablo Nuñez; Raquel Chan; Roberto Salvarezza; Rolando González-José; Sandra Carli.

 

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Ciencia y Técnica Argentina propugna un futuro de crecimiento e inclusión para nuestro país

Ciencia y  Técnica Argentina propugna un futuro de crecimiento e inclusión para nuestro país

En una breve caracterización del período histórico (2003-2015) podemos decir que no solamente creció la economía argentina sino que tal crecimiento se dio en un marco de extendidas políticas de redistribución del ingreso. Retacearlo o negarlo es en el mejor de los casos miopía y, en el peor, acabada contribución a proyectos y planes regresivos, de  dependencia social, cultural y política.

Se comprendió desde el Estado, en profundidad y con claridad meridiana, y así se lo hizo saber a la Sociedad, que sin Ciencia y Tecnología (C&T) no hay futuro posible en un mundo donde el conocimiento es el valor más importante. C&T no son conceptos abstractos, de ellos depende en gran medida nuestra salud, el acceso a la energía, la posibilidad de tener empleos de calidad, de desplegar algunas de las mejores potencialidades del ser humano, en definitiva de tener una vida mejor.

La producción autónoma de tecnología, motorizada por grandes proyectos nacionales, centralizados desde los ministerios de Planificación y de Defensa logró, en varios sectores, activar y desarrollar el triángulo de producción-innovación que conformaron empresas estatales, instituciones del sistema nacional de ciencia y tecnología (SNCyT) y Pymes. Este triángulo asociativo fue la base de los desarrollos industriales innovativos del pasado, y sigue siendo clave en el presente para países periféricos como el nuestro, pero también para los países de alta industrialización.

El crecimiento cuantitativo y cualitativo del CONICET y otros organismos científicos así como el creciente apoyo presupuestario a las universidades nacionales, que en todo momento vieron ampliamente respetada su autonomía, dieron como resultado un importante crecimiento en cantidad y calidad de la producción científica argentina.

Un hito histórico lo constituyó la creación de YTEC entre la YPF nacionalizada y el CONICET. En este escenario de interacción entre desarrollos tecnológicos autónomos y científicos, todo el sector científico creció.

En el período (2003-2015) el gobierno no solo apoyó la C&T sino que tomándolas como base construyó sobre ellas el proceso de desarrollo inclusivo de la Argentina. Buena parte de estas políticas estaban en pleno desarrollo, en etapa de evaluación y/o ajustes. Quedaba mucho por hacer para profundizar y articular lineamientos tecnológicos y científicos. Asuntos estructurales acarreados por largas décadas quedaban aún por resolver como la escisión entre el CONICET y las universidades nacionales, la equidad regional, la situación de becarios y becarias.

Hoy, a más dos años del gobierno de Macri, el retroceso es tal que el sistema C&T parece la contracara del existente en 2015. Pero además, trabajadores y trabajadoras en general, grupo del que formamos parte, nos enfrentamos al crecimiento del desempleo, al acelerado deterioro de nuestros ingresos, así como de la convivencia democrática que dábamos por garantizada en el período anterior.

Sabemos que el futuro cercano será aún de mayor deterioro si el gobierno, obstinado en proseguir su política de endeudamiento y achicamiento de la actividad científica y tecnológica, no se encuentra con una fuerte oposición popular que lo obligue a torcer el rumbo. Esta creciente e indetenible oposición a la “miseria planificada” que Cambiemos está implantando en el sector del trabajo, sea activos o pasivos,  debe ir cristalizando en propuestas alternativas que guíen un proceso de reconstrucción para volver al camino del desarrollo inclusivo.

Ponemos a consideración de colegas y de trabajadores y trabajadoras en general una serie de propuestas para precisar el norte, el futuro direccionamiento de un proyecto, que consideramos puede vertebrar la unidad de la oposición al plan neoliberal-conservador en marcha:

  1. Propugnamos un futuro plan de desarrollo abarcativo e inclusivo, con especial énfasis en la multiplicación de acciones coordinadas entre empresas estatales, instituciones del SNCyT y Pymes. Este plan debe incluir la protección de las Pymes frente a la apertura indiscriminada de las importaciones y acciones para la sustitución de las mismas utilizando el poder de compra del Estado.
  2. Propugnamos un futuro en el que nuestro país reconstruya lo destruido y sobre esa base vuelva a desarrollarse un acelerado crecimiento del sector de C&T.
  3. Propugnamos un futuro en el que en nuestro país los salarios, jubilaciones, pensiones y AUH vuelvan a permitir una mejor vida para argentinos y argentinas y que el consumo crezca para que así crezca el país. La dinamización de la economía no resultará de una descontrolada “lluvia de inversiones financieras” sino del aumento del consumo de los sectores populares y del impulso al trabajo y a las inversiones productivas.
  4. Propugnamos un futuro en el que en nuestro país estén entre las primeras prioridades nacionales la adecuada remuneración a la docencia, el estímulo a la formación de nuevas generaciones de docentes y la construcción de infraestructura educativa.
  5. Propugnamos un futuro en el que nuestro país vuelva a ser independiente de las exigencias del FMI.
  6. Propugnamos un futuro en el que en nuestro país no se vuelva a reprimir la protesta social.
  7. Propugnamos un futuro en el que en nuestro país nuevamente no haya presos políticos.
  8. Propugnamos un futuro en el que en nuestro país el precio de las tarifas esté ligado a los ingresos de los trabajadores. Si las empresas que forman parte de las cadenas de valor respectivas no lo encuentran factible, el estado nacional deberá nacionalizar, como marca la ley, esos servicios.
  9. Propugnamos un futuro en el que en nuestro país programas como Conectar Igualdad, y tantos otros que han sido desmantelados, vuelvan a ser una política de estado.
  10. Propugnamos un futuro en el que nuestro país retome el camino de la progresividad fiscal y lo profundice, en que la banca privada sea firmemente regulada para garantizar que cumpla su papel, que es el de apoyo a la producción nacional y no la especulación financiera.
  11. Propugnamos que el decisivo sector externo de la economía nacional sea controlado por un Estado al servicio del desarrollo.

Grupo CyTA

Miembros: Adrián Paenza; Alberto Kornblihtt; Ana Franchi; Andrea Gamarnik; Andrés Kreiner; Carolina Mera; Daniel Filmus; Diego Hurtado; Diego Tatian; Dora Barrancos; Eduardo Dvorkin; Emmanuel Alvarez Agis; Federico Robledo; Felix Requejo; Fernanda Beigel; Graciela Morgade; Hugo Aimar; Jorge Geffner; José Paruelo; Juan Pablo Paz; Luis Alberto Quevedo; Marcelo Ruiz; Marisa Herrera; Mirta Susana Iriondo; Noé Jitrik; Osvaldo Uchitel; Pablo Nuñez; Raquel Chan; Roberto Salvarezza; Rolando González-José; Sandra Carli.

 

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Elecciones CONICET

EL GRUPO CyTA ANTE EL RESULTADO DE LAS ELECCIONES EN EL CONICET

Desde el comienzo de la gestión del Presidente Macri, el grupo CyTA advirtió que el deterioro del sistema científico y tecnológico argentino sería una consecuencia inevitable de su política de reducción del papel del Estado, de desindustrialización y de sometimiento a las condiciones impuestas por un irresponsable endeudamiento externo. A menos de tres años del 10 de diciembre de 2015 los hechos nos dan la razón. Muchos científicos y científicas argentinos reaccionamos desde enero de 2016 ante cada paso que tendía al desmantelamiento del CONICET y de otros organismos del sistema científico, que generanron desesperanza, principalmente en los jóvenes, muchos de los que ya ven frustrados sus deseos de desarrollar una carrera científica y tecnológica en nuestro país, dando lugar a una nueva fuga de cerebros.

Hoy celebramos una contundente muestra de la reacción de los investigadores e investigadoras del CONICET que pone en evidencia su disconformidad con las políticas impulsadas desde el gobierno para el sector. En efecto, en las elecciones de los representantes de los investigadores en el Directorio del CONICET triunfaron destacados colegas con quienes compartimos nuestra visión crítica y nuestra lucha por un modelo de país basado en el desarrollo con inclusión social.

Fueron las elecciones más politizadas de la historia del CONICET, que incluyeron ataques en redes sociales y presiones de altas autoridades sobre votantes. El resultado, que celebramos, ha sido contundente: nuestro compañero Alberto Kornblihtt obtuvo el 66% de los votos emitidos en el área de las Ciencias Biológicas y de la Salud (recibió 1626 votos sobre un total de 2479). El triunfo de Alberto, que es fundador del grupo CyTA, no sólo reconoce una trayectoria científica deslumbrante sino también a una persona que siempre dio la cara y mantuvo una actitud de compromiso continuo con la ciencia, con la Argentina y con la lucha por una sociedad más justa. Por su parte, en el área de las Ciencias Sociales y Humanidades, la otra que realizó su elección, el Dr Mario Pecheny obtuvo también el 66% de los 1800 votos emitidos en una elección en la que los dos candidatos presentaban plataformas críticas a la actual gestión y con grandes coincidencias con las de Alberto Kornblihtt. De este modo, el Dr Pecheny se encamina a reemplazar a nuestra compañera Dora Barrancos, que hasta hace muy poco tiempo era la única voz crítica en el Directorio del CONICET. Ambos candidatos presentaron plataformas electorales que planteaban la defensa de nuestra ciencia y tecnología y del CONICET, sin ocultar sus posicionamientos políticos ni apelar a concesiones oportunistas.

Las elecciones en el CONICET no ponen de manifiesto alineamientos partidarios y sería absurdo que alguien leyera sus resultados de ese modo. Sin embargo, son elecciones cuyo resultado tiene una clara implicancia política. Reflejan el descontento existente en la base de la comunidad científica y el compromiso creciente de algunos de sus referentes para enfrentar las políticas de ajuste del gobierno. Por cierto, no son estas las únicas manifestaciones de descontento en el CONICET: en las últimas semanas más del 70% de los Directores y Directoras de Institutos del organismo firmaron una dura nota reclamando a las autoridades ante la crisis presupuestaria e institucional del CONICET, se produjeron masivas reuniones del personal en varios centros regionales e institutos de todo el  país, se pronunciaron sociedades científicas, etc.

Desde CyTA convocamos a todos y todas a ejercer el espíritu crítico, a reflexionar sobre la gravedad de la situación que vivimos y a actuar como ciudadanos y ciudadanas para cambiarla y enfrentar las políticas del gobierno que atacan cada día más a los sectores populares, a la educación pública y a la ciencia y la tecnología..

Por último, desde CyTA advertimos al gobierno sobre el peligro que representaría su persistencia en actitudes antidemocráticas. La comunidad científica no tolerará ningún tipo de maniobra para evitar la designación de Alberto Kornblihtt y de Mario Pecheny en el Directorio del CONICET. No puede repetirse con ellos la proscripción que sufrió nuestro compañero Roberto Salvarezza, a quién se le impidió asumir su función en el Directorio, después de haberse impuesto holgadamente en las elecciones de su área, realizadas en junio de 2016. Cualquier nueva maniobra antidemocrática de las autoridades del sector o del Poder Ejecutivo será denunciada y resistida por la comunidad científica.

GRUPO CyTA

(Los miembros del grupo CyTA cuyos nombres están marcados con un asterisco no firman la presente declaración)

Miembros: Adrián Paenza; Alberto Kornblihtt (*); Ana Franchi; Andrea Gamarnik; Andrés Kreiner; Carolina Mera; Daniel Filmus; Diego Hurtado; Diego Tatian; Dora Barrancos (*); Eduardo Dvorkin; Emmanuel Alvarez Agis; Federico Robledo; Felix Requejo; Fernanda Beigel; Graciela Morgade; Hugo Aimar; Jorge Geffner; José Paruelo; Juan Pablo Paz; Luis Alberto Quevedo; Marcelo Ruiz; Marisa Herrera; Mirta Susana Iriondo; Noé Jitrik; Osvaldo Uchitel; Pablo Nuñez; Raquel Chan; Roberto Salvarezza (*); Rolando González-José; Sandra Carli.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

EL GRUPO CyTA ANTE EL ATAQUE A LOS TRABAJADORES Y LAS TRABAJADORAS DEL INTI

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) es un organismo descentralizado que resulta clave en la promoción del desarrollo industrial de nuestro país. Su capacidad y experiencia en el asesoramiento a PyMEs nacionales, en el mantenimiento de patrones de medición y estandarización, en la implementación de ensayos y el desarrollo de métodos de control de calidad a escala industrial son reconocidos en nuestro país y en el mundo. Desde diciembre de 2015, todo el sector científico y tecnológico argentino entró en una gran crisis prespuestaria. A modo de ejemplo baste recordar que la finalidad ciencia y técnica (que incluye tanto al INTI como a otras dependencias del estado) pasó de ocupar el 1.52% del total del presupuesto nacional en 2015 a un magro 1.22% en 2018. No es un hecho sorprendente sino una medida coherente con una política que promueve la desindustrialización y reprimarización de la economía argentina.

En estos días asistimos a un nuevo ataque al INTI y a sus trabajadores y trabajadoras, que deberían ser cuidados como parte del patrimonio científico y tecnológico del país. En lugar de hacer eso, las autoridades anunciaron el despido de más de 250 trabajadores y trabajadoras del organismo, muchos con una larga carrera en la institución. El número de despidos, cercano al 10% del total del personal, demuestra que el gobierno impulsa la destrucción del INTI.

Repudiamos los los despidos, nos solidarizamos con los trabajadores y las trabajadoras del INTI  y convocamos a la ciudadanía en general y a la comunidad científica en particular a resistir este agravio.

Al gobierno nacional le exigimos la reincorporación de los despedidos y despedidas y el cese de la política de vaciamiento del INTI. Asimismo, lo hacemos responsable por la integridad física de los trabajadores y trabajadoras de la Institución que se manifiestan en defensa del organismo, rodeados por fuerzas represivas que contínuamente los amenazan y provocan.

A nuestros conciudadanos los convocamos a defender al INTI y a sus trabajadores y trabajadoras, como una forma de defender el trabajo argentino y el desarrollo de la industria nacional.

A los trabajadores y las trabajadoras del INTI les decimos: ¡Estamos con Ustedes! Tienen nuestro apoyo, nuestra solidaridad y nuestro abrazo. Cuenten con nuestra participación en la movilización en defensa del INTI y por la reincorporación de los trabajadores y trabajadoras despedidos.

Grupo Ciencia y Técnica Argentina (CyTA) Investigación y Desarrollo para la Inclusión

Miembros: Adrián Paenza; Alberto Kornblihtt; Ana Franchi; Andrea Gamarnik; Andrés Kreiner; Carolina Mera; Daniel Filmus; Diego Hurtado; Diego Tatian; Dora Barrancos; Eduardo Dvorkin; Emmanuel Alvarez Agis; Federico Robledo; Felix Requejo; Fernanda Beigel; Graciela Morgade; Hugo Aimar; Jorge Geffner; José Paruelo; Juan Pablo Paz; Luis Alberto Quevedo; Marcelo Ruiz; Marisa Herrera; Mirta Susana Iriondo; Noé Jitrik; Osvaldo Uchitel; Pablo Nuñez; Raquel Chan; Roberto Salvarezza; Rolando González-José; Sandra Carli.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Contra la criminalización de la disidencia parlamentaria

El grupo CyTA reitera su preocupación frente al debilitamiento del estado de derecho en la República Argentina expresado en las brutales represiones de la protesta social y el encarcelamiento ilegal de dirigentes políticos y sociales. Se suma a la criminalización de la protesta social la criminalización de la disidencia parlamentaria, como lo demuestra la denuncia penal, realizada por el Gobierno Nacional, contra 11 diputados del Congreso de la Nación que los acusa de haber llevado a cabo el delito de “atentado agravado de funcionario público, resistencia o desobediencia, y encubrimiento”  por haber “entorpecido la actuación de la Gendarmería y franquearle la entrada a los manifestantes al Congreso”  el  14 de diciembre de 2017. Dicho día se debatía la reforma previsional en la cámara baja y el poder ejecutivo ordenó a través del Ministerio de Seguridad de la Nación una brutal represión contra los manifestantes.

Los 11 diputados denunciados son Nicolás del Caño, Myriam Bregman,  Marcos Cleri, Daniel Filmus, Axel Kicillof, Máximo Kirchner, Andrés Larroque, Mayra Mendoza,  Leopoldo Moreau, Horacio Pietragalla pertenecientes a diferentes bloques políticos.

De este modo, el propio Poder Ejecutivo de la Nación ordena reprimir y al mismo tiempo le solicita al Poder Judicial penalizar al sector político que cuestione el carácter represivo del aparato del Estado, generando una suerte de re-criminalización de la protesta social.  Construye, con esta decisión, un peligroso mensaje de judicialización de la disidencia.

Con esta acción el Gobierno Nacional muestra, nuevamente, su intolerancia frente a la condición de posibilidad de existencia de la democracia, esto es, la diversidad y pluralidad de voces en la construcción de la vida política.

El vertiginoso endeudamiento de nuestro país requiere el aval del FMI y que sus recomendaciones de ajuste de salarios jubilaciones, pensiones y prestaciones sociales sean cumplidas estrictamente por el Gobierno. La represión y persecución política que lleva a cabo el Ministerio de Seguridad pretende dar un mensaje a los acreedores externos: el plan de ajuste del FMI se llevará a cabo cueste lo que cueste. El Gobierno transita así un camino de difícil retorno sin escuchar el reclamo de la Sociedad.

 

Grupo Ciencia y Técnica Argentina (CyTA)
Investigación y Desarrollo para la Inclusión
Miembros: Adrián Paenza; Alberto Kornblihtt; Ana Franchi; Andrea Gamarnik; Andrés Kreiner; Carolina Mera; Daniel Filmus; Diego Hurtado; Diego Tatian; Dora Barrancos; Eduardo Dvorkin; Emmanuel Alvarez Agis; Federico Robledo; Felix Requejo; Fernanda Beigel; Graciela Morgade; Hugo Aimar; Jorge Geffner; José Paruelo; Juan Pablo Paz; Luis Alberto Quevedo; Marcelo Ruiz; Marisa Herrera; Mirta Susana Iriondo; Noé Jitrik; Osvaldo Uchitel; Pablo Nuñez; Raquel Chan; Roberto Salvarezza; Rolando González-José; Sandra Carli.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Ajustes y recortes en el presupuesto 2018

El fin de año  nos enfrenta a una realidad agobiante. El gobierno del presidente Macri, fiel a su origen de clase e intereses, y traicionando cada una de sus promesas electorales, ha impuesto un brutal ajuste al ingreso de los jubilados y pensionados, transfiriendo una porción significativa de sus recursos hacia los que más tienen. Profundiza, de este modo, una política realmente consecuente en la poda de derechos adquiridos y en la pauperización impuesta al pueblo argentino. Solo en los últimos días, y más allá del recorte a las jubilaciones, la amenaza de la gobernadora Vidal de dejar en la calle a 7000 docentes de las escuelas bonaerenses, los 180 despidos y el desmantelamiento del área de producción de contenidos en la Televisión Digital Abierta, los 70 despidos en el Ministerio de Defensa junto a la virtual desaparición de la Secretaría de Derechos Humanos del propio Ministerio, los despidos y la brutal represión sufrida por los trabajadores del Ingenio “La Esperanza” en Jujuy, ilustran de modo acabado el corazón de las políticas de la alianza gobernante del Pro y el radicalismo.

La implementación de estas políticas se acompañó de un amplio dispositivo de “seguridad”. La represión a las masivas manifestaciones populares que enfrentaron el ajuste a las jubilaciones, la caza y detención arbitraria de personas al voleo, los balazos y golpizas recibidas por manifestantes y periodistas, y las amenazas a los letrados que defendieron a los arrestados, no parecen buscar otro objetivo que instalar el temor entre quienes decidimos enfrentar pacíficamente el ajuste en marcha. El monopolio mediático de la información a favor del ajuste y la represión, la prisión domiciliaria concedida en los días pasados al genocida Miguel Etchecolatz, la arbitraria detención de Milagro Sala y la naturalización de la persecución judicial y condena a prisión a opositores políticos, la muerte de Santiago Maldonado en el marco de un operativo realizado por la gendarmería, el asesinato de Rafael Nahuel en similares circunstancias, dibujan un cuadro frente al cual cuesta aceptar conductas indiferentes. Esta conducta persecutoria se profundiza a cada momento. En el día de hoy, el Gobierno Nacional que encabeza Mauricio Macri ha denunciado penalmente a 11 legisladores opositores, quienes intentaron contener la violencia represiva hacia quienes se manifestaron pacíficamente el pasado 14 de diciembre, bajo el argumento de haber “entorpecido la actuación de la Gendarmería y franquearle la entrada a los manifestantes al Congreso”.

La situación que afronta el sector científico/tecnológico no es ajena a la realidad descripta en párrafos anteriores. El presupuesto para Ciencia y Técnica votado para el año 2018 impone nuevos y crecientes ajustes. Atendiendo a la inflación estimada para el año 2018, el ajuste implica una baja neta interanual comprendida entre el 10 y el 15% del total de fondos asignados al sector. En relación al CONICET, el ajuste se ilustra claramente al observar lo acontecido en los ingresos a la Carrera del Investigador. De acuerdo al plan 2020, deberían haber ingresado este año 1200 investigadores, mientras que el anuncio informado ayer por el CONICET indica que solo 600 han ingresado. Al momento de entregar el premio al Dr Gabriel Rabinovich como Investigador de la Nación, semanas atrás, el Presidente de la Nación afirmó haber duplicado el presupuesto nacional dedicado a Ciencia y Técnica. La realidad lo desmiente rotundamente. El presupuesto aprobado para el presente año redujo la inversión en ciencia y tecnología, pasando del 1.52% del total nacional en el año 2015 al 1.22%, marcando así una profundización del recorte realizado en el año 2016, donde ya había descendido al 1.4%. El gasto en la finalidad ciencia y tecnología aumentó (en pesos) un 69,4% respecto al año 2015, mientras que el total del presupuesto nacional creció un 102.9%.  Para darle contexto a estas cifras, el monto dedicado al pago de servicios de la Deuda Pública en el presupuesto recientemente votado aumentó un 270.9% respecto del votado en 2015. Una vez más, la “realidad virtual” de los globos amarillos confronta con la verdad. El ajuste no solo se mantiene, sino que se profundiza. El éxodo de jóvenes científicos ha dejado de ser un horizonte probable. Es parte ya de la realidad cotidiana, en cada uno de nuestros laboratorios y Universidades. Sumado a ello, y a más de un año y medio de elecciones libres y democráticas, el CONICET sigue funcionando con un Directorio espurio, donde no se designa a un miembro electo por sus pares a causa de su pensamiento político. Así, el Ejecutivo Nacional prostituye un valor institucional clave en el principal organismo de Ciencia y Técnica del país: el del apego a la democracia y las normativas vigentes.

Pero el saqueo a las jubilaciones, la creciente e interminable ola de despidos en el estado y en el sector privado, los recortes impuestos al sector científico y tecnológico y, en resumen, la creciente concentración de la riqueza en manos de quienes más poseen, ha encontrado en la resistencia y movilización popular el modo de generar un punto de inflexión. Centenares de miles nos manifestamos pacíficamente en las últimas dos semanas frente al Congreso Nacional, mostrando que movilización y unidad indican el camino a recorrer para enfrentar el ajuste.

 

Grupo Ciencia y Técnica Argentina (CyTA)
Investigación y Desarrollo para la Inclusión
Miembros: Adrián Paenza; Alberto Kornblihtt; Ana Franchi; Andrea Gamarnik; Andrés Kreiner; Carolina Mera; Daniel Filmus; Diego Hurtado; Diego Tatian; Dora Barrancos; Eduardo Dvorkin; Emmanuel Alvarez Agis; Federico Robledo; Felix Requejo; Fernanda Beigel; Graciela Morgade; Hugo Aimar; Jorge Geffner; José Paruelo; Juan Pablo Paz; Luis Alberto Quevedo; Marcelo Ruiz; Marisa Herrera; Mirta Susana Iriondo; Noé Jitrik; Osvaldo Uchitel; Pablo Nuñez; Raquel Chan; Roberto Salvarezza; Rolando González-José; Sandra Carli.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Basta de ajuste y represión

En un Congreso de la Nación Argentina blindado por fuerzas de gendarmería, los diputados oficialistas con el apoyo de otros legisladores que, habiendo sido votados como opositores desconocen el mandato popular, se aprestan a votar un conjunto de leyes cuyo objetivo principal es castigar a la gran mayoría de los/ las argentinos/as y favorecer a quienes concentran la riqueza en nuestro país. Entre estas leyes, la que modifica la movilidad de las jubilaciones y de los otros aportes públicos a las familias pobres, en particular a niños, jóvenes y personas discapacitadas, es la más perjudica a la mayoría de los compatriotas. Pasadas las elecciones legislativas, el macrismo vuelve a mostrar su verdadera cara anti popular, instrumentando un gran ajuste que exige una brutal represión que amenaza con convertirse en permanente en la medida en que avanzan las políticas regresivas y crecen las protestas y luchas de los sectores afectados por las medidas económicas de un gobierno que favorece a los ricos y castiga a los pobres.
Condenamos la represión del gobierno de Macri que ya se ha cobrado 2 víctimas mortales y llamamos a la comunidad científica y a toda la población a manifestarse pacíficamente y en unidad para frenar el paquete de medidas de ajuste que pretende cercenar derechos de los trabajadores y los sectores más humildes y al mismo tiempo reducir salarios y jubilaciones.

Científicos y Universitarios Autoconvocados (CyUA)

Grupo Ciencia y Técnica Argentina (CyTA)
Investigación y Desarrollo para la Inclusión
Miembros: Adrián Paenza; Alberto Kornblihtt; Ana Franchi; Andrea Gamarnik; Andrés Kreiner; Carolina Mera; Daniel Filmus; Diego Hurtado; Diego Tatian; Dora Barrancos; Eduardo Dvorkin; Emmanuel Alvarez Agis; Federico Robledo; Felix Requejo; Fernanda Beigel; Graciela Morgade; Hugo Aimar; Jorge Geffner; José Paruelo; Juan Pablo Paz; Luis Alberto Quevedo; Marcelo Ruiz; Marisa Herrera; Mirta Susana Iriondo; Noé Jitrik; Osvaldo Uchitel; Pablo Nuñez; Raquel Chan; Roberto Salvarezza; Rolando González-José; Sandra Carli

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario