Discurso de Norberto Zwirner, en inauguración de Reunión SAIC/SAI/SAFE

Difundimos el discurso que pronunciara Norberto Zwirner, Presidente de la Sociedad Argentina de Inmunología (SAI), en apertura de la Reunión Conjunta 2016 de la Sociedad Argentina de Investigación Clínica (SAIC), la Sociedad Argentina de Inmunología (SAI) y la Sociedad Argentina de Farmacología Experimental (SAFE).


Estimados amigos y colegas,

Desde este lugar de Presidente de la Sociedad Argentina de Inmunología, quiero darles, en nombre mío y de la Comisión Directiva de nuestra Sociedad, una cordial bienvenida a esta nueva Reunión Conjunta 2016 entre la Sociedad Argentina de Investigación Clínica, la Sociedad Argentina de Inmunología y la Sociedad Argentina de Farmacología Experimental, y con la participación de la Asociación Argentina de Nanomedicinas, de la Asociación Argentina de Ciencia y Tecnología de Animales de Laboratorio y del Grupo Rioplatense de Citometría de Flujo. Como apreciarán a lo largo del congreso, el programa científico incluye diversas actividades que esperamos, sean de vuestro agrado y provecho. Hemos trabajado duramente este año con el fin de armar una reunión durante la cual facilitar el intercambio de ideas y experiencias entre los asistentes, y trayendo invitados extranjeros y argentinos de primerísimo nivel que cubran tópicos candentes en inmunología. Semejante tarea no ha sido fácil ni sencilla, en especial considerando que nos ha tocado un año durísimo en términos económicos, con una inflación que disparó costos y complicó la gestión. Por ello, quiero comenzar agradeciendo especialmente a las entidades oficiales que nos han dado su apoyo a través de las líneas de financiamiento pare reuniones científicas (el CONICET y a la Agencia dependiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva) y a las empresas privadas que han actuado como sponsors del congreso haciendo un gran esfuerzo. Afortunadamente y gracias al trabajo realizado, hemos conseguido también aportes de empresas del extranjero que, sin estar físicamente presentes, han realizado contribuciones valiosas.

Asimismo, quiero agradecer el trabajo a brazo partido realizado por los integrantes de nuestra Comisión Directiva pero muy especialmente, a la secretaria Dra. Romina Gamberale y a la tesorera Dra. Daniela Di Giovanni. Sin el trabajo de ambas, nada de esto hubiera sido posible. Por ello y por las horas que ambas han dedicado a esta gestión, pido un aplauso muy especial para ambas en este momento.

Menciones especiales merecen también cada uno de los invitados extranjeros, quienes gentil- y desinteresadamente han aceptado venir a nuestro país abonando ellos mismos su pasaje aéreo desde su punto de origen hasta Buenos Aires o Mar del Plata. En este sentido, tendremos presentes a disertantes provenientes de Brasil, Estados Unidos, Alemania, Francia, Italia, Suecia y Australia, así como disertantes argentinos de excelente nivel especialmente seleccionados por la comisión directiva.

Y también, quiero agradecer a los integrantes de mi laboratorio por la paciencia que han tenido durante mis horas de ausencia dedicadas a la organización del presente evento y por tener que soportarme en los momentos de crisis cuando los números del congreso parecían no cerrar (en realidad, aún no sabemos si cierran, pero lo peor ya pasó). Gracias Mer, Caro, Andre, Nico, Sol, Flor y Jessi.

Pero no quiero dejar pasar las ventajas que me otorgan este estrado y mi posición como Presidente de la Sociedad Argentina de Inmunología para referirme a la situación que nos toca vivir y el contexto en el cual organizamos este congreso. Esta situación, producto de los cambios políticos ocurridos y con los que podemos acordar o disentir, nos tocan como individuos, como integrantes de una sociedad científica y, más allá, como integrantes de la sociedad argentina. Como Presidente de una sociedad sin fines de lucro, veo con honda preocupación no sólo la situación social (pérdida de fuentes de trabajo, aumento de la pobreza, etc.) sino que en particular me produce una gran inquietud (la que seguramente es compartida por muchos de Uds.) los recortes al presupuesto 2017 en el sector de Ciencia, Tecnología, Salud y Educación (áreas en las que se desempeña la mayoría de nuestros socios), lo que abre un futuro complicado e incierto para todos nosotros. Lamentablemente, el actual gobierno consideró durante la campaña electoral que quienes advertían sobre las intenciones de recorte en las áreas mencionadas eran movilizadores de una “una campaña del miedo” y el presidente Mauricio Macri prometió el incremento de los recursos dedicados por el Estado Argentino a Ciencia y Técnica para llevarlos al 1,5% del PBI. Sin embargo, en el primer presupuesto que elaboró el Poder Ejecutivo propuso un severo recorte que no fue compensado luego de las presiones de nuestro sector y que provocará un duro daño en los sectores mencionados. De nada sirven los grandes logros científicos, los nuevos desarrollos biotecnológicos en el campo de la inmunoterapia, los biosimilares u otros desarrollos y conocimientos generados en diversas áreas de la inmunología en particular, de las ciencias biomédicas y del sector científico-tecnológico en general si los gobernantes de turno (porque son ni más ni menos que eso: gobernantes de turno que tienen la obligación de representar a quienes los votaron) no aseguran en el tiempo un financiamiento sostenido y competitivo para la ciencia. Una Política de Estado.

Por ello, desde mi perspectiva, que puede estar cargada de cierta presbicia que me afecta desde hace un par de años, veo la situación actual y el futuro mediato cuanto menos, borroso y cargado de oscuras intenciones. Por ello, invito a los asistentes, sean miembros de SAI o de cualquiera de las sociedades participantes, a ser férreos opositores a políticas destructivas y de achicamiento del sector científico, tecnológico, educativo y de la salud que tanto cuesta construir. Debemos luchar para conseguir el apoyo y convencimiento de los gobernantes y legisladores de turno. E invito a los jóvenes a seguir haciendo ciencia y participar de esta lucha por el crecimiento del sistema científico argentino. Así como desde la comisión directiva de la SAI adherimos (y asistimos) a la marcha del jueves 27 de octubre pasado a plaza Congreso (y replicada en diferentes ciudades del país), desde este lugar exijo a nuestros representantes (legisladores, nuestros REPRESENTANTES) a que no hagan lugar a recortes presupuestarios en Ciencia, Tecnología, Salud y Educación durante los años venideros. Lamentablemente, este año ya lo han hecho, siguiendo las directivas emanadas del Poder Ejecutivo y demostrando un servilismo repugnante, reflejo de oscuras negociaciones. Señores legisladores: sepan que Uds. son cómplices del desfinanciamiento en los sectores mencionados que terminará con los avances producidos durante los últimos años, en particular en Ciencia y Tecnología. Para colmo, resulta particularmente disgustante que simultáneamente con la votación de los recortes presupuestarios en nuestro sector, los legisladores (mayoritariamente pero no exclusivamente del oficialismo) ha promovido un aumento en las dietas, viáticos, gastos de representación y “desarraigo” en porcentajes que son muy superiores a los aumentos de sueldos generales de la población.

Más grave y preocupante aun es el hecho de que si este año hubo un recorte presupuestario de esta magnitud en las áreas mencionadas, es fácil imaginar que hay más por venir para los próximos años porque evidentemente, el recorte forma parte de un plan de acción deliberado del gobierno de turno, una política diseñada para beneficio de sectores determinados y con los cuales no me identifico en absoluto. No me vengan con el cuento de la “pesada herencia” que escuchamos en casi todos los medios de comunicación masivos auto-titulados independientes. La “pesada herencia” en el sector de Ciencia y Tecnología es “pesada”, simplemente por la presión y el desafío que representan los logros conseguidos para los funcionarios de turno. Señores funcionarios: consideren que tienen una “pesada herencia”, la de trabajar dura- y seriamente con el objeto de profundizar los logros, mejorar el financiamiento del sector y llevarlo en el presupuesto al 1,5% del PBI. La política del sector es una herramienta de progreso y desarrollo a mediano y largo plazo y por lo tanto debe ser una política de estado. Y su financiamiento jamás debe ir en retroceso. Señores gobernantes: no entenderlo de esta manera es una demostración clara de ineptitud para ejercer el cargo que ocupan o representar intereses que van en contra de la construcción de una sociedad más justa.

¿Quién no siente orgullo como argentino cuando se menciona que somos el único país de Latinoamérica con Premios Nobel en Ciencias (Houssay, Leloir)? ¿Quién no siente orgullo como argentino cuando se menciona que somos capaces de construir satélites y reactores nucleares que se instalan en nuestro país o se venden e instalan en otros países? ¿Quién no siente orgullo cuando un científico argentino aparece en la tapa de los diarios por sus descubrimientos o es nombrado miembro de la Academia Nacional de Ciencias de EEUU o cuando otro científico argentino es designado editor de la revista Science? ¿Acaso esto “fue magia”? No. Es el producto de trabajo duro y sostenido en el tiempo. Trabajo de los científicos que alcanzaron esos logros, trabajo de los docentes y otros estamentos de las Universidades que permitieron la formación de estos científicos. Trabajo de personas dedicadas a la gestión de la ciencia en el Ministerio, la Agencia, el CONICET, etc. Trabajo de los colegas de laboratorio que conforman un equipo de trabajo. Trabajo de los gobernantes que decidieron financiar la ciencia y la tecnología, y crearon políticas y condiciones para que estas cosas sucedan. Va mi reconocimiento especial al trabajo de gente conozco, que trabaja duramente y que, a pesar de su pasión y dedicación dentro de la estructura de gestión de la ciencia, siguen estando con un contrato que debe ser renovado cada tanto y que en el marco de la realidad política que vivimos, les genera una incertidumbre laboral enorme, situación más que injusta.

César Milstein, inmunólogo argentino, desarrolló sus investigaciones en el Reino Unido debido a que fue prácticamente forzado a exiliarse por los gobernantes de turno. Y sus descubrimientos lo llevaron no sólo a obtener un premio Nobel (sobre el cual muchos argentinos sienten orgullo, pero personalmente me produce cierta tristeza que semejante personalidad no haya podido desarrollarse en mi país y formar sus discípulos aquí) sino que Milstein realizó uno de los descubrimientos más revolucionarios de la ciencia biomédica en toda su historia. ¿Qué hubiera ocurrido si hubiera tenido financiamiento y políticas para desarrollarse en su propio país?

Pero para terminar, y ya dejando de lado mis opiniones personales, quiero reiterar mi agradecimiento a las entidades y personas mencionadas al inicio y expresar el deseo de la Comisión Directiva de la Sociedad Argentina de Inmunología de que el congreso resulte un éxito, aunque no tengo dudas de que así será.

Muchas gracias.

Norberto Zwirner
Presidente
Sociedad Argentina de Inmunología
Apertura del Congreso conjunto SAI/SAIC
16 al 19 de noviembre de 2016
Ciudad de Mar del Plata, Argentina

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Declaración: Ofensiva contra la educación pública estatal

El fiscal Guillermo Marijuán presentó una denuncia por una supuesta malversación de fondos públicos en contra de 52 Universidades Nacionales (UUNN). Esta información se dio a conocer a través de algunos medios con un carácter general, sin dar ningún tipo de precisión sobre el contenido de la acción llevada a cabo por el funcionario judicial. Según señala la información periodística, la denuncia está basada únicamente en información publicada por un matutino. No existen precedentes de una denuncia de estas características contra todo el Sistema Universitario Público Nacional. Se trata, sin lugar a dudas, de un intento de desprestigio a una de las instituciones más valoradas por la sociedad, ya que la Universidad Pública Argentina juega un rol trascendente tanto en la formación profesional de las nuevas generaciones, como en la construcción de conocimientos y de la ciencia y la tecnología que permiten desarrollar un país más próspero, autónomo y justo.

Es el Congreso de la Nación el que aprueba cada año la Ley de Presupuesto, asignando un crédito global al Sistema Universitario Nacional y, en particular a cada institución universitaria, de acuerdo a finalidades y funciones. Al mismo tiempo se determinan recursos con asignación específica y programas especiales. Las Universidades Nacionales poseen, de acuerdo a nuestra Constitución, autonomía y autarquía plenas.

El complemento del presupuesto destinado a salarios y a Ciencia y Técnica, esto es, en general menos del 10%, se distribuye al interior de cada universidad con la discusión y aprobación por parte de su Consejo Superior con la participación de los claustros (estudiantes, docentes, graduados y, en algunas universidades, personal no-docente) y con la previa determinación de pautas por parte de los Consejos Directivos de las diferentes facultades que componen la institución. Cada universidad cuenta con una Unidad de Auditoría Interna (UAI) autónoma que audita cada año el conjunto de procedimientos, en particular el referido a presupuesto y genera un informe que se eleva a la Sindicatura General de la Nación de la cual depende.

Llama la atención que las declaraciones del fiscal se produzcan luego de la aprobación del presupuesto universitario por parte de la Cámara de Diputados con un fuerte recorte para el año 2017 para un importante número de universidades introduciendo lógicas de fractura en el sistema universitario nacional además de operar una baja en el presupuesto en el conjunto de la educación superior.

Estos recortes presupuestarios se suman a la disminución de los recursos- por la cancelación de las pautas de crecimiento previamente establecidas por Nación hasta el 2015- en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (Conicet), en el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), en el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), en la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y en la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) entre otras dependencias del denominado Sistema Científico Técnico de la Argentina.

El fiscal Marijuán denunció malversación de fondos en 52 Universidades Nacionales con lo cual prácticamente, acusa de “corrupto” a todo el sistema universitario nacional. Esta absurda iniciativa del fiscal se inscribe en el contexto de una ofensiva global contra la Educación Pública Estatal en Argentina que opera con diferentes modalidades. Una de ellas es el ya descripto recorte presupuestario. Otra, es la de descalificación de las características gratuitas, de ingreso irrestricto y de esfuerzo por la inclusión que realizan la Universidades Públicas. La labor que realizan las Universidades y los cientos de miles de docentes, no docentes y estudiantes que las construyen diariamente con su dedicación exige que se respete y valore su accionar.

Las denuncias mediáticas, no realizadas con la seriedad administrativa que corresponde, sólo colaboran con la manifiesta campaña que pretende generar las condiciones para avanzar en la mercantilización del sistema educativo argentino, en particular de sus Universidades Nacionales. Llamamos a los claustros universitarios y a la comunidad científica a la defensa de la Universidad Pública a la que orgullosamente pertenecemos. Manifestamos nuestro más enérgico repudio a lo que consideramos un burdo procedimiento de persecución y “disciplinamiento” para acallar a la educación pública frente a los recortes presupuestarios y la actitud crítica que este sector viene manteniendo con las políticas del gobierno nacional.

Los interesados pueden adherir a esta declaración en http://bit.ly/2fWUj3p

Grupo Ciencia y Técnica Argentina (CyTA)
Investigación y Desarrollo para la Inclusión

Miembros: Adrián Paenza; Alberto Kornblihtt; Ana Franchi; Andrea Gamarnik; Andrés Kreiner; Carolina Mera; Daniel Filmus; Diego Hurtado; Diego Tatian; Dora Barrancos; Eduardo Dvorkin; Federico Robledo; Felix Requejo; Graciela Morgade; Hugo Aimar; Jorge Aliaga; Jorge Geffner; José Paruelo; Juan Pablo Paz; Luis Alberto Quevedo; Marcelo Ruiz; Mirta Susana Iriondo; Osvaldo Uchitel; Pablo Nuñez; Raquel Chan; Roberto Salvarezza; Rolando González-José; Sandra Carli

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El Grupo CyTA se reunió con la ex-presidenta Cristina Fernandez

El Grupo CyTA se reunió en la tarde del jueves 03/11 durante una hora y media con la ex-Presidenta de la Nación, Cristina Fernandez. Durante la reunión se conversó sobre el recorte en el presupuesto para el sector de ciencia y tecnología para el año 2017. Se analizó el impacto que tendrá por la discontinuidad de las políticas para el sector y el Plan Argentina Innovadora 2020 y la posibilidad de que se produzca una nueva fuga de cerebros.

foto_tw_4

foto_tw_3

foto_tw_2

foto_tw_1

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

EL GRUPO CYTA ANTE LA MEDIA SANCION DEL PRESUPUESTO QUE RECORTA LA INVERSION EN CIENCIA Y TECNOLOGIA

El Presupuesto enviado al Congreso por el Presidente Macri implicaba un enorme ajuste para la Ciencia y la Tecnología: asignaba 4.400 millones de pesos menos que los necesarios para mantener la inversión alcanzada hasta 2015. A partir de la enorme movilización de la comunidad científica, que incluyó una masiva marcha al Congreso y la entrega de un petitorio con mas de 33.000 firmas, la Cámara de Diputados dio media sanción a una Ley de Presupuesto que establece un recorte cercano a 3.100 millones de pesos para el sector científico tecnológico. El presupuesto aprobado reduce los fondos de la CNEA en 784 millones de pesos, del INTI en 467, del INTA en 1.176 de la CONAE en 914, etc. El CONICET, recibe un presupuesto que lo ubica al borde de una grave crisis. No sólo será incapaz de financiar sus proyectos e institutos sino que se encamina hacia una brutal reducción del número de investigadores que ingresan anualmente al organismo. El recorte es incompatible con el cumplimiento del Plan Argentina Innovadora 2020, en cuya elaboración participaron centenares de instituciones y colegas, incluyendo, por supuesto, al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva. Este plan, que establece medidas para que nuestro país pase de tener 3 a contar con 5 investigadores por cada mil habitantes de la población económicamente activa, no podrán cumplirse. Es una estafa para las nuevas generaciones de científicos en formación.

Ante esta situación, solicitamos que el Honorable Senado de la Nación modifique el proyecto aprobado en la Cámara de Diputados y aumente el presupuesto de la finalidad ciencia y técnica. Aún están a tiempo de evitar el inicio de la destrucción del sistema científico. Asimismo, instamos a los legisladores a tomar medidas que impidan que se pierdan los logros alcanzados en el sector científico. Para eso, es fundamental que se apruebe una Ley de Financiamiento de la Ciencia y la Tecnología.

Nuestro reclamo no es la defensa de los intereses de una corporación. Es parte de la lucha por un proyecto de desarrollo con inclusión, que promueva el crecimiento de la industria nacional y las exportaciones de alto valor agregado. De esa lucha participamos como científicos y como ciudadanos.

Grupo Ciencia y Técnica Argentina (CyTA)
Investigación y Desarrollo para la Inclusión
Miembros: Adrián Paenza; Alberto Kornblihtt; Ana Franchi; Andrea Gamarnik; Andrés Kreiner; Carolina Mera; Daniel Filmus; Diego Hurtado; Diego Tatian; Dora Barrancos; Eduardo Dvorkin; Federico Robledo; Felix Requejo; Graciela Morgade; Hugo Aimar; Jorge Aliaga; Jorge Geffner; José Paruelo; Juan Pablo Paz; Luis Alberto Quevedo; Marcelo Ruiz; Mirta Susana Iriondo; Osvaldo Uchitel; Pablo Nuñez; Raquel Chan; Roberto Salvarezza; Rolando González-José; Sandra Carli

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

EL GRUPO CyTA FRENTE A LA INMINENTE APROBACIÓN DEL PRESUPUESTO 2017

bandera-cyta

En reiteradas ocasiones hemos presentado críticas a las políticas de ajuste, desindustrialización y dependencia externa que ha llevado adelante el gobierno encabezado por el Presidente Mauricio Macri. Asimismo, hemos alertado sobre las consecuencias que ese proyecto tendría sobre los logros alcanzados durante la última década en el sector científico tecnológico.

El actual gobierno mostró que muchas de las advertencias que se realizaron durante la campaña electoral, lejos de ser parte de “una campaña del miedo”, se convirtieron en realidad. En particular, el presidente Macri prometió en reiteradas ocasiones el incremento de los recursos dedicados por el Estado Argentino a Ciencia y Técnica para llevarlos al 1.5% del PBI. Sin embargo, en el primer presupuesto que tiene oportunidad de enviar al Congreso Nacional, propone un grave recorte que, en caso de aprobarse provocará un daño difícil de revertir al desarrollo científico tecnológico de nuestro país.

Para evitar que este recorte a la ciencia sea aprobado, hemos convocado junto a un número importante de organizaciones a la movilización del 27 de octubre pasado y acompañamos la entrega en el Congreso Nacional de un petitorio con más de 33.000 firmas.

Y también con este objetivo seguiremos luchando para que no se destruya lo logrado, para que no emigren los jóvenes graduados y para que no se cierre el ingreso al Conicet. Es necesario que no se achique la inversión en tecnologías claves, como el sector satelital o de producción pública de medicamentos, que no se destruyan los vínculos entre el sistema de Ciencia y Técnica y las necesidades de los sectores vulnerables, como por ejemplo la agricultura familiar o la protección del ambiente, y que no continúe la destrucción de la industria mediante tarifazos o apertura indiscriminada de importaciones. También reclamamos que se fortalezca la inversión en Educación y en la Universidad Pública como herramientas fundamentales para la construcción de una sociedad más desarrollada e igualitaria.

No se trata de una lucha corporativa. Se trata de trabajar para seguir construyendo un sistema científico tecnológico al servicio de un modelo de desarrollo con soberanía e inclusión.

Tampoco se trata de los nombres de los funcionarios a cargo sino de políticas gubernamentales y del modelo de país que se quiere impulsar.

En este contexto queremos alertar una vez mas que la aprobación del presupuesto 2017 en lo que respecta a la función ciencia y tecnología, tal como lo envió el poder ejecutivo, significará un retroceso enorme para el país. Al mismo tiempo queremos aclarar que la cifra adicional mínima necesaria que el congreso debe incorporar para sostener el actual sistema científico en los valores históricos es de 4.400 millones de pesos. Por ello enfatizamos en que si se pretende incorporar al presupuesto sólo 1000 millones de pesos, tal como ha trascendido en los medios en estos días, se está desfinanciando el sistema científico y en particular la posibilidad de incorporar nuevos investigadores y becarios al CONICET. Ello significará seguramente el comienzo de un nuevo período de fuga de cerebros, tal como ha ocurrido en numerosas ocasiones en nuestro país.

Exhortamos a los representantes del pueblo que tienen la responsabilidad de decidir acerca del futuro de la ciencia y la tecnología, y por lo tanto del desarrollo del país, a que no sean cómplices de este intento de desfinanciamiento que seguramente terminará con los avances producidos en los últimos años. La política tecnológica es una estrategia a mediano y largo plazo y por lo tanto debe ser una política de estado. Esperamos que así sea entendido por Diputados y Senadores de todos los bloques en el convencimiento de la enorme responsabilidad que les compete al decidir si la ciencia contará con los recursos necesarios para su desarrollo.

Ciencia y Técnica Argentina (CyTA)
Investigación y Desarrollo para la Inclusión
Miembros: Adrián Paenza; Alberto Kornblihtt; Ana Franchi; Andrea Gamarnik; Andrés Kreiner; Carolina Mera; Daniel Filmus; Diego Hurtado; Diego Tatian; Dora Barrancos; Eduardo Dvorkin; Federico Robledo; Felix Requejo; Graciela Morgade; Hugo Aimar; Jorge Aliaga; Jorge Geffner; José Paruelo; Juan Pablo Paz; Luis Alberto Quevedo; Marcelo Ruiz; Mirta Susana Iriondo; Osvaldo Uchitel; Pablo Nuñez; Raquel Chan; Roberto Salvarezza; Rolando González-José; Sandra Carli

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

MONEDAS PARA LA CIENCIA – NO AL RECORTE EN CIENCIA

http://picasion.com/
http://picasion.com/

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

HOY JUEVES 27/10 NOS MOVILIZAMOS EN TODO EL PAÍS EN DEFENSA DE LA CIENCIA, LA TECNOLOGÍA Y LA UNIVERSIDAD

14876278_856848987785750_2099582174_o

También movilización en Salta, 16hs en plazoleta 4 siglos.

Ciencia y Técnica Argentina (CyTA)
Investigación y Desarrollo para la Inclusión

Miembros: Adrián Paenza; Alberto Kornblihtt; Ana Franchi; Andrea Gamarnik; Andrés Kreiner; Carolina Mera; Daniel Filmus; Diego Hurtado; Diego Tatian; Dora Barrancos; Eduardo Dvorkin; Federico Robledo; Felix Requejo; Graciela Morgade; Hugo Aimar; Jorge Aliaga; Jorge Geffner; José Paruelo; Juan Pablo Paz; Luis Alberto Quevedo; Marcelo Ruiz; Mirta Susana Iriondo; Osvaldo Uchitel; Pablo Nuñez; Raquel Chan; Roberto Salvarezza; Rolando González-José; Sandra Carli

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario